Dr. Francisco R. Higuera Hidalgo
Especialista en cirugía general y cirugía de mínima invasión.

URGENCIAS LAS 24 HORAS
044 (55) 39265647

   

Procedimiento: Cirugía de la Tiroides

Hipotiroidismo e Hipertiroidismo
Nódulo Tiroideo
Bocio
Cáncer de tiroides
Quiste Tirogloso

Hipotiroidismo e Hipertiroidismo

Ambos padecimientos se refieren al grado de función de la glándula tiroides. Esta glándula, localizada en la parte central del cuello tiene funciones que son básicas para el control del metabolismo.

Si la glándula funciona menos de lo normal (HIPOTIROIDISMO) el metabolismo se enlentece, hay cansancio, aumento de peso, anemia entre otros síntomas.

Por el contrario, una función excesiva de la tiroides (HIPERTIROIDISMO)aumenta el metabolismo, presentándose, pérdida de peso, calor, taquicardia presión elevada entre otros síntomas.

Nodulo tiroideo

El nódulo tiroideo es una tumoración bien delimitada que se origina en la tiroides. En el 80% de los casos es benigno y en el 90% de los casos no es funcional, es decir no produce hormonas tiroideas, el 10 a 20% restantes pueden alojar una neoplasia maligna.

Se manifiesta por un crecimiento en la glándula y dependiendo del tamaño pueden ocasionar datos de obstrucción de la vía aérea, tos, ronquera y dificultad para tragar los alimentos. Produce dolor solo en el 20% de los casos.

Las causas de un nódulo tiroideo pueden ser un bocio localizado (70% de los casos), adenomas o tiroiditis.

Siempre que nos enfrentemos a un nódulo debemos de iniciar su estudio por medio de un interrogatorio preciso, una exploración física detallada, y complementar con un estudio de biopsia por aspiración (foto), este estudio nos determinara de manera precisa el tipo de celularidad del nódulo indicando si es benigno o maligno. Podemos complementar el estudio con algún medio de imagen.

En caso de que el nódulo sea benigno, el tratamiento consistirá en la resección de la mitad de la tiroides donde este localizado el nódulo. Después de este tipo de procedimientos no se requiere sustitución con hormonas tiroideas ya que la mitad restante de la tiroides, cubrirá las necesidades del paciente. En caso de malignidad, el tratamiento mínimo será resecar en su totalidad la glándula tiroides, complementando el tratamiento con la administración posterior de Yodo radioactivo.


Bocio

El bocio implica un crecimiento de la glándula tiroides. Puede ser uniforme o manifestarse por la presencia de múltiples nódulos.

La causa principal es una deficiente ingesta de yodo, otras causas son ingesta de medicamentos o alimentos bociogénicos (COLES DE BRUSELAS).

A pesar de que en el 80 a 90% de los casos es de naturaleza benigna, estamos obligados a descartar una posible neoplasia maligna.

El protocolo de estudio es igual al del nódulo tiroideo, se realiza una historia clínica y exploración física detalladas y complementamos el estudio con la realización de una Biopsia por aspiración (BAAF) con este estudio determinaremos la naturaleza del bocio (benigno o maligno).

El tratamiento puede ser médico si el bocio es causado por hipotiroidismo por medio de sustitución hormonal tiroidea con lo que se buscará la reducción de l bocio.

El tratamiento quirúrgico es una excelente opción cuando hay datos de compresión de la vía aérea o digestiva y con fines estéticos.

Cáncer de Tiroides

El cáncer de tiroides es poco frecuente, se presenta en menos del 10% de los nódulos tiroideos y representa menos del 1% de todas las neoplasias malignas en México. Se han mencionado factores de riesgo como exposición a radiación e historia familiar de carcinoma de tiroides.

Se divide en 2 grandes grupos de acuerdo al grado de diferenciación (parecido sea al tejido tiroideo normal) en carcinoma diferenciado de tiroides y carcinoma poco diferencias de tiroides.

El primero (DIFERENCIADO) se divide a su vez en CARCINOMA PAPILAR Y CARCINOMA FOLICULAR. Estos dos tipos de canceres tienen un excelente pronóstico para su curación

El segundo tipo (POCO DIFERENCIADO) se divide en MEDULAR Y ANAPLÁSICO y dependiendo del momento de su diagnóstico varían en pronóstico.

Se caracterizan por ser nódulos firmes, duros, poco móviles, dolorosos , pueden acompañarse de ronquera o cambios en la voz.

El tratamiento es quirúrgico en todos los casos siendo el tratamiento mínimo la extirpación completa de la glándula tiroides y si se detecta invasión hacia ganglios en cuello, se realizará vaciamiento ganglionar.

El tratamiento se complementa con administración de Yodo radioactivo o radioterapia. El paciente requerirá de un seguimiento constante por tiempos prolongados.

Quiste tirogloso

El quiste tirogloso es un padecimiento congénito el cual se produce por la permanencia del conducto tirogloso el cual se forma por el descenso de la tirodes desde el piso de la lengua hasta su posición final por delante de la tráquea aproximadamente en la 6ta semana de gestación.

Generalmente se localiza en la parte central del cuello, es una tumoración bien delimitada, indolora y característicamente móvil si se pide al paciente que saque la lengua.

El tratamiento consiste en la resección del quiste y del trayecto del conducto tirogloso, con éxito de casi el 100%.

Procedimientos quirúrgicos:

Cirugía gastrointestinal: Esófago, Estómago, intestino delgado, apéndice, colon y recto

Cirugía para el tratamiento de
la Obesidad Mórbida

Cirugía de Vesícula Biliar
y Vías Biliares

Cirugía de la Tiroides

Cirugía del Páncreas

Cirugía de adrenales

Cirugía del Bazo

Cirugía de la pared
abdominal: Hernias

Cirugía Ginecológica

Cirugía Sin Cicatriz
Visible

Miscelaneos: Biopsias,
cuidado de heridas